Las 4 claves que veremos a continuación estás escritas desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China (MTC). Esta medicina milenaria interpreta la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. ¿Preparado para una nueva visión?

 

Definición de salud según la MTC.

«La salud es el equilibrio y armonía de la energía, su movimiento libre y armonioso y el equilibrio en las funciones fisiológicas del cuerpo».

Sí, suena a chino 🙂

Déjame que te lo traduzca y de paso que conozcas en profundidad las 4 claves para tener una buena salud.

 

a) Tener energía vital en abundancia.

Para ello es importante realizar las claves 1 y 2 que vemos a continuación.

 

Clave 1: comer correctamente.

A continuación, te resumo las claves de una correcta nutrición. Puedes encontrar la información completa en el artículo Nutrición y salud: las 7 claves. 

1.1. Alimentos sin contaminación y ricos en sustancias nutritivas para el organismo: alimentos orgánicos y de proximidad.

1.2. Elimina en la medida de lo posible los alimentos procesados e industrializados y los azúcares: vuelve a cocinar tú mismo, intentando mantener sus vitaminas y nutrientes.

1.3. Elimina también de tu dieta los alimentos que hayas comprobado que te sientan mal o que te provocan alguna sintomatología. 

1.4. Toma alimentos en función de la climatología en la que te encuentres: en invierno alimentos calientes y en verano alimentos templados o fríos.

1.5 Toma alimentos en función de la demanda de energía que vayas a tener, de la actividad física y/o mental, tanto antes como después para una correcta recuperación.

1.6. Toma alimentos en función de tu estado general de salud: si te encuentras débil usa alimentos suaves.

1.7. Usa una alimentación variada para asegurarte el aporte de todos los nutrientes que tu cuerpo necesita. 

 

Clave 2: descansar suficientemente.

En la noche, mediante el descanso y el sueño de calidad, la energía se interioriza, se aquieta y llega el equilibrio entre el yang, o la actividad que tenemos a lo largo del día, y el yin, la quietud de la noche.

El descanso nocturno es muy importante: por un lado, para la regeneración del cuerpo y, por otro lado, para el equilibrio de la mente. No dejar dormir a una persona es una conocida forma de tortura.

 

Las horas de sueño son algo que en España no valoramos lo suficiente. Diría más: lo tenemos muy subestimado. Tendemos a acostarnos muy tarde (la programación televisiva hasta ahora no ha ayudado mucho en este tema) y a levantarnos muy pronto. Y eso lo vamos acumulando durante toda la semana.

Con un poco de suerte el fin de semana recuperaremos parte de esas horas y descanso perdidos.

Pero sería mucho mejor para nuestra salud y para nuestro rendimiento físico y mental diarios si le diéramos a nuestro cuerpo y mente el descanso necesario, diariamente. 

Esto significa entre 6-8 horas de sueño y descanso reparadores. Diariamente. 

Por supuesto, además, debería siempre supeditado a la demanda energética que hayas tenido ese día: si has corrido la media maratón tendrás que dormir y descansar muchas más horas para poder recuperar tu cuerpo de semejante esfuerzo.

 

b) Que la energía se mueva libre y armoniosamente.

Para poder conseguir esto es necesario hacer las claves 3 y 4.

 

Clave 3: hacer ejercicio moderado.

Hoy en día nos desplazamos en coche o en transporte público a todos los lados. La mayoría de los trabajos que hay son sedentarios, incluso sentados en una silla durante 8 horas. En definitiva, hacemos muy poco ejercicio que mueva el corazón, que incite a respirar profundamente de forma continua.

Creo que es de sobra conocida la importancia que tiene el ejercicio en tu salud. La medicina occidental está más que de acuerdo con esta premisa, así que no haré mucho más hincapié. Sólo aportaré la visión de la Medicina Tradicional China.

Según ésta, el dolor está producido por el estancamiento de la energía o la sangre en el cuerpo. De modo que, si no nos movemos, si no hacemos ejercicio, entonces no hacemos circular la energía y la sangre convenientemente por el cuerpo, y finalmente se estancará y empezarán a aparecer molestias y dolores en muchas partes del cuerpo. 

 

¿Eres consciente de que la mayoría de los dolores con ejercicio moderado podrían desaparecer?

 

Además, con el ejercicio, se segrega la famosa serotonina, la hormona que aumenta nuestro nivel de “felicidad”. En Medicina China se llama “desestancamiento de la energía del Hígado”. Y cuando el Hígado está estancado aparece la frustración y la ira, muy alejados de la felicidad.

 

La tercera clave es por tanto muy sencilla: hacer 40 minutos diarios de ejercicio aeróbico.

 

Con estos 40 minutos desaparecerán gran parte de los dolores de tu cuerpo (además de prevenir otras enfermedades) y aumentará tu nivel de felicidad. 

¿No crees que merece la pena?

 

Y, por supuesto, el mejor ejercicio desde el punto de vista de la Medicina China es la práctica de Qi Gong (chi kun) o Tai Qi (tai chi), gracias a la cual la energía fluye libre y armoniosamente por todo el cuerpo.

 

 

Clave 4: tener armonía en las emociones.

En el artículo Cómo afectan tus emociones a tu salud hablamos sobre las emociones, cómo afectan a tu salud, y, por lo tanto, cómo te pueden hacer enfermar.

Porque las emociones no van separadas del cuerpo y la mente, es más, tienen un brutal impacto pudiendo desequilibrar tu salud y hacerte enfermar. Además, es camino de influencia es de doble sentido.

A continuación de presento los 5 puntos básicos para la gestión emocional:

  1. Nuestras emociones: saber distinguir entre felicidad, tristeza, ansiedad, frustración, miedo, ira, obsesión, etc. ¿Sabes cómo te sientes ahora mismo?
  2. Nuestra autoestima: el concepto que tenemos de nosotros mismos, de nuestras capacidades y habilidades. ¿Cómo está tu autoestima ahora mismo?
  3. Nuestro diálogo interno: ser conscientes de cómo nos hablamos y las cosas que nos decimos a nosotros mismos constantemente. ¿Son cosas positivas que te refuerzan la autoestima o es un diálogo destructivo que te la baja?
  4. Visión del mundo exterior: la realidad es neutra. Un mismo suceso dependiendo de quién lo viva puede ser interpretado de muchas maneras posibles. ¿Cómo interpretas tú la realidad? ¿Tienes una visión positiva o negativa de lo que te rodea y lo que te pasa?
  5. Estrés y ansiedad: ¿Sufres tú de estrés y ansiedad? ¿Cuál es tu nivel diario de estrés?

 

Recuerda que si eres de los que dicen “es que yo soy así, no puedo cambiar” ya sabes que yo, por experiencia propia y por la de mis pacientes, te respondo “tú eres así AHORA. Pero puedes ser distinto, si aceptas el desafío”. Puedes aprender a ser consciente de tus emociones, a conocerlas, entenderlas y gestionarlas, teniendo tú el control sobre ellas, no al revés.

 

Una herramienta muy potente, que también te ayudará a la gestión emocional, y que te invito a que descubras, es la Meditación.

 

Espero que te hayan gustado las 4 claves, seguro que alguna ya la sabías, pero a lo mejor no eras consciente de su profundo impacto en tu salud.

Espero que te haya parecido interesante y resulten muy útiles para mejorar tu salud.

Te leo en los comentarios.